Noticias

¿Cómo saldar mis deudas?

¿Cómo saldar mis deudas?

En muchas ocasiones, pensamos que una buena racha económica durará para siempre. Sin embargo, pueden surgir situaciones impredecibles como es el caso del Covid-19, que ya arrastra una crisis sin precedentes.

Sea cual sea la cuantía o la situación de tus deudas, existe una solución, aunque tal vez no la conozcas.

Te aconsejamos que te sientes tranquilo, ordenes tus pensamientos sobre el papel y hallemos la mejor solución para salvar este bache económico. Te indicamos cómo hacerlo paso a paso:

  1. Identifica tu deuda: puedes elaborar un Excel en el que indiques qué debes y a quién se lo debes. También es buena idea apuntar la tasa de interés que tiene cada deuda para que esta no vaya a más.
  2. Profundiza en tu capacidad de pago: si cada semana sales a cenar fuera, te das un capricho o renuevas una suscripción innecesaria, no estás conociendo tu capacidad real de pago. Tras apretarte el cinturón, sabrás de manera más clara cuál es tu capacidad de pago.
  3. Jamás pagues el mínimo: pagar al mínimo significa que solo estás deteniéndote en los intereses que tiene dicha deuda, pero no la deuda en sí. El banco te puede dar indicaciones para que puedas llegar a un acuerdo.
  4. Elabora un programa de pagos fijos: cuando esto sucede muchos bancos ofrecen programas de pagos fijos que te posibilitan concentrar tu deuda y abonar de la forma más cómoda posible mes a mes.

La Ley de Segunda Oportunidad, un bote salvavidas

Si tu deuda es demasiado elevada, quizá no puedas afrontarla a través de los medios tradicionales. Sin embargo, desde 2015 sí puedes hacerle frente. De hecho, muchas familias y autónomos endeudados han hecho frente a su precaria situación económica gracias a la Ley de Segunda Oportunidad.

Se trata de una normativa ideada para crear un plan de pagos, de la mano con el asesoramiento legal de abogados especialistas en deudas, en el caso de que la persona llegue a un acuerdo con sus acreedores o a una exoneración de la deuda si no es posible concretar el acuerdo.

La Ley de Segunda Oportunidad es un proceso largo y que involucra a muchas personas. No obstante, supone un auténtico desahogo económico para muchas familias y autónomos que se hallan en situación de insolvencia económica.

Son personas o emprendedores que actuaron de buena fe, embarcándose en un proyecto, una iniciativa o un negocio que no les salió bien y les condujo a un situación de ahogo económico por cantidades desorbitadas que pagar.

Así, la Ley de Segunda Oportunidad introduce por primera vez en nuestro ordenamiento jurídico y, con carácter general, el “beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho”. Destinada especialmente a personas insolventes, altera el principio de responsabilidad universal por deudas que hasta el momento de su nacimiento regía en nuestro ordenamiento jurídico.

¿Te gustaría saber qué créditos se exoneran? Todos, excepto los de derecho público o por alimentos, como es el caso de una persona divorciada que ha de abonar una pensión alimenticia para sus hijos.

Una vez sea definitiva la exoneración de deudas, el deudor podrá elegir la cancelación de sus datos personales de los ficheros de morosidad y, de este manera, comenzar de cero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *